2005/05/16

> Iritzia: Luis Aranberri > GAY... ETA JAI

Sexu bereko pertsonen arteko ezkontza dela eta ez dela, zenbait komunikabidetan eztabaida latza izan da homosexualei nola deitu aipatzerako orduan. Kontra daudenek hiztegiko molderik iraingarrienak erabili dituzte. Alde daudenek erantzun dute, berriz, izenik aukerakoena “gay” hitza dela, errespetagarria izateaz gainera mundu guztian zabaldua baita, izen anglosaxoia denez gero.

Zalantzarik ez gero “gay” erarik zabalduena eta errespetagarriena dela mendebalde osoan, baina ez da ostera horren segurua ingelesa denik. Are gehiago, euskal hiztegi entziklopedikoren batek ingelesezko hitza dela esan arren, “gay” hitza hurreago dago euskaratik, ingelestik baino. Izan ere, “gay” berba gaskoia edo okzitaniera da, eta euskarazko “jai” ideiaren zentzu berekoa.

Sortzez, “gai” hitza latineko “gaudium”etik (gozamena) omen dator eta, XII-XIV mendeetan zehar, Okzitaniako trobalarien amodiozko poesian zabaldu zen gehienbat. Geroztik, alaitasun-zentzua nagusitu zen, euskarazko “jai” eta frantsesezko “gai” zein “joie” kasu. Izena frantsesetik ingelesera pasatu, hainbat mendetan ezkutuan iraun eta, horra non, berriro berpiztu eta Ameriketako Estatu Batuetatik Europara itzuli den, hangoa delakoan.


Guzti honek ez du zalantzarik hizkuntzalaritzaren aldetik eta zenbait aditu ezagunen etimologia azterketetan behin eta berriz bildu izan da. Hala ere, jakin beharrekoa litzateke azalpen hau homosexualek onartzen ote duten, jakintsuek besterik esan arren ezer gutxi balioko luke-eta gayek ontzat emango ez balute.


Erantzuna Carlos Valcarcel hizkuntzalari homosexual galiziarrak eman du. Santiago Konpostelako Unibertsitatean irakasle eta Galiziako gay eta lesbianen kolektiboaren ordezkari den hizkuntzalari honek Interneten idatzi du “Cómo llamamos a los hombres gays”
http://gente.chueca.com/marivi98/documentos/etimol.htm artikulua, eta berari jaramonik egingo badiogu behintzat “gay” da gustukoen duten deitura eta badakite, gainera, zein den izenaren jatorria.

> Iritzia: Ximena Peredo > ¿CUANTOS SILENCIOS MAS?

  • ¿Cuántos silencios más?
  • CuernavacaGay.com [México], 2005-05-16 # Ximena Peredo, Grupo Reforma
Mañana 17 de mayo se celebrará por primera vez en el mundo el Día Internacional contra la Homofobia, conmemorando 15 años desde que la Organización Mundial de la Salud determinó que la homosexualidad no podía ser catalogada como enfermedad. Mañana es un día en que se celebra el desarrollo de la ciencia en favor de la vida y la tolerancia, pero también es un día difícil en el que se recuerdan las miles de víctimas que han sido asesinadas brutalmente tan sólo por ejercitar su derecho a la libertad.

En España, mañana se organizará una enorme campaña del silencio como parte de este pronunciamiento en contra del odio a los homosexuales. Se está pidiendo a los jóvenes que guarden silencio por todo el día de mañana como gesto de solidaridad con las personas que están condenados a vivir su diferencia en la oscuridad. Será una manifestación de apoyo a las mujeres y hombres que temen confesar su orientación no sólo por miedo a la sociedad, sino a sus propias querencias, familias y amistades incluidas.

Según Amnistía Internacional, "en pleno Siglo 21 ser lesbiana, gay, bisexual o transexual (LGBT) es un delito en más de 70 países, y en algunos casos puede conllevar hasta la pena de muerte".

México ocupa el segundo lugar en asesinatos y agresiones a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en el Continente Americano. Cada mes, informan organizaciones civiles, son asesinadas 15 personas en nuestro país por esta causa, la gran mayoría de estos crímenes quedan impunes, lo que significa también que no sólo existen personas enfermas "caza homosexuales", sino que las mismas autoridades discriminan casos. Se les cataloga como "crímenes pasionales" y se cierran. ¿Hasta cuándo la vida de un sexoservidor valdrá lo mismo que la de un empresario?

En el Diagnóstico de Derechos Humanos elaborado en el 2003 por el representante en México de la Oficina del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, se evidenció que en el año 2000 se registraron 230 asesinatos por homofobia o transfobia en el país. Según se dice en el documento, sin embargo, la cifra real podría ser mucho peor.

El caso de Elisa es paradigmático. Elisa es una persona transexual que fue agredida por un grupo de jóvenes a bordo de un automóvil BMW con pistolas de goma, como las que usan los caza migrantes en la frontera. Le ocasionaron tales impactos que murió a las pocas semanas. A los asesinos los detuvieron algunas horas, pero nunca responderán por haber privado de la vida a una persona que nunca quiso agredirlos.

La cultura no nos ayuda. El machismo nos mantiene como inválidos emocionales. Me da compasión cuando los hombres, principalmente, se muestran burlones u ofensivos ante la homosexualidad porque pierden la oportunidad de ser libres en su posibilidad de encariñarse, porque se muestran esclavos de una formación que no son capaces de cuestionar.

Los ejemplos en que instituciones rechazan la homosexualidad con desprecio y odio son muchos: cómo olvidar a Vicente Fox acusando a Francisco Labastida de "mariquita" pretendiendo con esto dar un tiro de gracia a la imagen del ex candidato priista. Cómo olvidar la reacción del Cardenal Javier Lozano Barragán, Ministro de Salud en Vaticano, al enterarse de la legalidad de los matrimonios gays en España cuando dijo: "hasta a las cucarachas les dieron ahora ya rango de familia porque viven bajo el mismo techo, si vive un gato, un perro, dos lesbianas y todo, es una familia".

La homofobia sí es una patología. Odiar a una persona por el hecho de no aceptar la orientación de su sexualidad es una obsesión que debe tratarse. Y es difícil trabajar el valor de la tolerancia cuando instituciones de esta envergadura refuerzan antivalores como la discriminación y la homofobia. Digamos que por cada una de estas declaraciones, se pierden 100 valiosos esfuerzos por remover la cultura machista.

La homofobia, además, facilita el contagio del VIH-sida porque al temer las personas a la luz viven en tinieblas su sexualidad, lo que dificulta la información y la atención oportuna. En noviembre de 2004, en México estaban registradas 90 mil 043 personas viviendo con VIH-sida. Mientras sigamos obsesionados con que los demás se parezcan a nosotros y rechacemos al diferente, nunca estaremos listos para darle pelea al virus.

Mañana es el día del silencio. Cualquier pequeña acción que podamos realizar mañana en favor de la tolerancia y la libertad es sumamente valiosa. Ojalá podamos experimentar la soledad que alberga el silencio del marginado, ojalá nos cimbren los muchos silencios de las vidas perdidas a causa de la homofobia.